diecisiete segundo poesía romi lazcano

 

Bocanada de aire que respiro

Nuevo amanecer en mi ventana

Me sumerjo en la inmensidad de palabras

Que no llegan a describir lo que siento

Lo miro en las estrellas

Mientras recita sus melodías

Restaurando la arquitectura

De un alma que  encanecía

Acercando las frutas de sabiduría

Escindiendo  caminos obsoletos

Destruyendo cadenas al paso

De certezas contenidas en destierros

Diecisiete  segundos

Ni un suspiro dura tanto

Ni un amor dura tan poco

Una melodía que solo se deja escuchar

Tierna y embravecida, oculta y celestial

Mi piel enfoca los poros

Mientras tiemblo y me hace callar

Llueven rayos de oro y no pido piedad

Valido con decoro tal claridad

Lo beso en la frente

Mientras el fuego esté latente

Solo diecisiete segundos

Que se esfuman en mis labios

Cuando intuyo que no existo

En su realidad

 

Poesía

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *