pero No lo sepas

Sigo caminando con el mismo ritmo que aprendí hace años, el recorrido es cada vez más hermoso y lleno de sorpresas que nunca hubiera soñado encontrar…

cabellos castaños, pieles suaves y brillantes, ojos profundos en belleza natural, voces que conozco de alguna otra vida, olor a bosques que mis pies nunca han recorrido y si embargo me son tan familiares…

siento libertad, puedo abrir mis brazos mirando al cielo, mientras el viento acaricia mi frente y no me lleva con él, haciéndome creer que, por algo, ahora debo detenerme en este lugar;

arena … mis pies huelen a arena recién empapada por el inmenso mar de estrellas, que toma esta conciencia prestada y la convierte en humo… transparente humo de olor a jazmines.

Esta es mi realidad, hoy es mi destino, aquí me trajo la luna cuando me marcaba el camino, acá estaban las respuestas que siempre busqué y ahora encuentro nuevos interrogantes y mucho trabajo,

por esto mi búsqueda no termina, lo sé cuando miro al frente y el infinito me muestra una carretera de sueños por cumplir dibujados en un cuadro de Monet: naturaleza viva que florece dentro mío y da sus nuevos brotes a cada paso que doy…

Miro las fotos que guarda mi alma, juego en una playa mágica donde le hice el amor al universo, ese que encantó mi búsqueda y la lleno de sentimientos que solo conocen muy pocos hombres…pobre humanidad…en qué te han convertido?…


Me llaman Romina, me disfrazaron de mujer, pero mi propósito todavía no te lo diré, no es conveniente desnudarme mientras sigas con tu búsqueda, me llamas misterio, sorpresa, encanto, utilizas miles de conceptos que nunca llegarán a determinar mi verdadera identidad,

solo puedes sentir ese algo que no tiene nombre, ni tiempo, ni espacio, ni lugar; podes verme en una sonrisa, en la rama quebrada de un añejo árbol que todavía se mantiene viva, después de muchas batallas ganadas y perdidas, me ves cuando recuerdas aquella vez que tus manos palparon un pedacito de tierra y lloraste con desconsuelo,

me ves en los ojos de esa niña que cargaste en tus hombros subiendo una montaña, mientras, para entonces, una extraña presencia, te mojaba los corretejados labios y susurraba en tus oídos “seguí adelante, no te
detengas, 
allí está tu camino “,

escuchas mi música en lo que tocas, me traes a tu alma cuando recuerdas aquel lejano día que te dije: “esta no es tu vida”; o cuando corrías desesperado de manera impulsiva y me paré ante tus ojos con un papel en la mano donde escribí: ”no le cortes la función a tu vista, permítele crecer”;

me escuchas de mil maneras distintas, me ves en formas variadas, me tocas como a los instrumentos cotidianos que utilizas, me hueles en todos los aromas que puedas imaginar y me saboreas de la única manera posible, bien llamada Felicidad.


Cumplo a cada paso, en mi juego, con mi leyenda personal, bailo contigo y canto a la vida por la oportunidad de estar acá, mientras me acompañes en el peregrinaje, si es eso lo que tu corazón ansía.


Y tal vez un día me haga viento y desaparezca cuando haya cumplido mi tarea, o quizás no, quién sabe? Soy caminante y no puedo hablar de futuro, para mí solo existe este momento y hoy TE AMO…pero no lo sepas

 


Volver

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *